×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 121

Cuatro formas en la que las iPads están cambiando la vida de las personas con discapacidad

 

Noah Rahman tiene afectada su posibilidad de comunicarse, pues sufre de una moderada parálisis cerebral. Tiene limitado su movimiento corporal y su aprendizaje. Cuando cumplió dos años, su lenguaje, su habilidad cognitiva y sus habilidades motoras fueron diagnosticadas como las de un niño de un año. Luego Noah obtuvo una iPad.

Cuatro meses más tarde, su lenguaje y su habilidad cognitiva se emparejaron con su edad. Su motricidad también mostró avances significativos.
Hoy, el niño de tres año, pasa una hora o dos en su iPad cad día. Intercambia sus aplicaciones para leer y escribir en inglés, árabe y español. En el próximo otoño, comenzará clases con niños de cinco años.

“El iPad desarrolló su motivación y su deseo porque es divertido”, comentó su padre, Sami Rahman, co-fundador de SNApps4Kids, una comunidad de padres, terapistas y educadores que comparten experiencias usando éste y otros dispositivos, incluyendo iPhone, iPod touch y Android, para ayudar a los pequeños con necesidades especiales.
Para esta organización, los dispositivos táctiles -en los que destaca el iPad- están revolucionando la vida de niños, adultos y mayores, que tienen necesidades. Rahman estima que hasta ahora se han desarrollado 40.000 aplicaciones para este sector de la población.
“Lo táctil se ha hecho accesible”, dice Michelle Diament, co-fundadora de Disability Scoop, una fuente de información relacionada al tema de las discapacidades. “Si eres alguien con alguna discapacidad, tener algo que los demás usan, te hace sentir parte de ellos”.
Para las personas que tienen problemas motrices, las pantallas touch permiten tener un dispositivo más intuitivo. No hay ratón o teclado que interrumpa en la comunicación con la pantalla. Plataformas más grandes, como la del iPad, son preferidas antes que las de aparatos más pequeños, a lo que hay que agregar el factor “cool”.
A continuación presentamos las cuatro formas que Mashable destaca como vías en las que los aparatos táctiles están cambiando la vida de las personas con discapacidad:
1- Como medio para comunicarse:
Antes de la iPad y otros dispositivos similares, utilizar aparatos de esta misma tecnología representaba hacer un elevado gasto, pues el precio de los dispositivos era de hasta 8.000 dólares. Ahora puedes conseguirlos a partir de 499 dólares.
Esa relativa capacidad de comprarlo, ha hecho que la tecnología esté disponible para niños y adultos que no pueden usar su voz. Con el simple tacto de una iPad, una persona que no puede hablar y que tenga hambre, puede decir exactamente lo que quiere para comer. Esas aplicaciones pueden ser mejoradas con fotos y otros ejemplos que pueden ayudar a establecer la necesidad individual.
Otra de las opciones es el chat asistido el cual predice muchas frases antes de que sean terminadas y las completa.
Para quienes tienen problemas de escucha, pueden ampliar los sonidos en distintas situaciones con el soundAmp R. Los usuarios de la tableta también puede grabar lecturas o presentaciones para luego escucharlas después.
2- Como un dispositivo terapéutico:
El hijo de Cristen Reat, co-fundadora de SNApps4Kids, nació con síndrome de Down, enfermedad que también puede disminuir la masa muscular. Aunque él puede caminar, Reat describe que su hijo es como un Buddha que prefiere estar sentado la mayoría del tiempo. Durante su vida, los terapistas de Vincent y sus padres han tratado de ayudarlo a ser más activo. No lo lograron hasta que su terapista físico utilizó una iPad en sus actividades y así Vincent estuvo motivado a caminar. Ahora está activo durante nueve minutos y medio, interactuando con su iPad mientras está en movimiento.
Más allá de incrementar su habilidad para caminar, la iPad de Vincent lo ha ayudado a tener una capacidad motriz más aguda. Para el pequeño, las computadores y la vieja tecnología requería atención visual entre el ratón, el teclado y la pantala. Con la tableta, puede ver su dedo mientras toca la pantalla táctil para hacer sus selecciones.
Asimismo, Noah Rahman ha mostrado mejoras en su motricidad. Después de jugar Elmo Loves ABC, puede escribir el abecedario completo.
3-Como herramienta educativa:
Años atrás, uno de los estudiantes de la escuela Jery Brown para autistas, tomó un iPhone y comenzó a navegar con facilidad. “Estaba como pez en el agua”, dijo Brown, un profesor del mencionado instituto.
Brown está inmerso en discusiones vía online sobre tecnología y educación especial, moderando un grupo de Facebook que se llama iTeach Special Education. Además colabora en el podcast EdCeptional y escribe en el blo Teaching All Students. Aunque el uso de la iPad en el colegio aún no ha sido aprobado, cree que el dispositivo es un gran método de enseñanza suplementario. Considera que entre 80 y 90% de sus estudiantes con autismo muestran grandes resultados utilizando aparatos iOS. Espera que el distrito escolar y otros de Estados Unidos aprueben el uso de las iPad en clases.
Mientras nadie cree que es necesario reemplazar a la instrucción tradicional, existe un número considerable de aplicaciones que involucran desde las matemáticas hasta el lenguaje, la lectura y la escritura. En octubre de 2010, hasta Apple lanzó una aplicación para educación especial en su tienda virtual.
Brown hace un llamado a los padres para que separen el uso recreativo y educativo del dispositivo.
4-Como monitor del comportamiento:
El Behavior Tracker Pro es una aplicación popular entre los padres, los terapistas y los profesores, quienes intentan cuantificar el progreso de la conducta de los niños con necesidades especiales. Además de tomar notas, buenos y malos comportamientos pueden ser también grabados para ser revisados luego. La aplicación realiza automáticamente listas y gráficos.
La profesora de secundaria, Vicki Windman, destaca que la iPad puede también ser una excelente forma de reforzar la memoria de las personas mayores. Aunque muchos critican que con el uso del aparato no se cura la enfermedad de Alzheimer, la ayuda puede ser siginificativa.
Hay aplicaciones como Medication Reminder que le dice a los usuarios cuándo deben tomar sus medicamentos. Memory Practice, otra aplicación, permite reforzar la memoria.
Un largo camino por delante
Pese al éxito, Cristen Reat recomienda un acercamiento medido. “Sólo porque compres el dispositivo no significa que habrá un cambio”, aseguró.
Rahman concuerda con Real. “Somos partidarios de que los usuarios necesitan entender los objetivos antes de escoger la tecnología. No sólo estamos poniendo a nuestro hijo frente a un iPad y ya. Allí está la clave”.

Búsqueda personalizada

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Búsqueda personalizada

Volver