Dispositivos para la artritis por impresión 3D

 

Estudiantes de Electrónica y Tecnologías de la Automatización de la Universidad Tecnológica de Querétaro (Uteq), en México, han diseñado dispositivos y utensilios que, impresos en 3D, contribuyen a aliviar los sufrimientos de los pacientes con artritis reumatoide y/o paladar hendido y que son tratados en el Centro de Rehabilitación Integral de la ciudad mexicana (CRIQ).

Según ha declarado Itzayana Duarte, una de las estudiantes implicadas en el proyecto, y se hace eco el Conacyt de México, lo primero que hicieron fue visitar el Centro de Rehabilitación "para detectar as problemáticas que viven los pacientes con artritis reumatoide y nos encontramos a una señora que no podía llevarse los alimentos a la boca debido a la deformación que tiene en sus articulaciones. Lo que diseñamos fueron estos utensilios a base de plástico utilizando manufactura aditiva que ya fueron aceptados por la parte de terapia ocupacional del CRIQ, incluso ya se tiene considerado donar un set de estos utensilios para dar terapias de rehabilitación", resaltó.

Duarte Ravelo explicó que la parte más importante del diseño de estos utensilios de cocina son los mangos, que se encuentran adaptados a las limitaciones de fuerza y movimiento que sufren las personas con artritis reumatoide, lo que les permite poder tomar sus alimentos con facilidad, así como mejorar su integración social y calidad de vida.

"El material de este plástico es muy liviano, pueden cargarlo a cualquier lado sin necesidad de hacer un esfuerzo mayor. Consideramos el peso para conseguir hacer diseños especializados, porque en el mercado existen mangos o utensilios que no satisfacen la necesidad personal de cada paciente porque los producen en masa. Las problemáticas varían de acuerdo con cada paciente, nuestro reto fue adaptar y personalizar un set de utensilios para personas con requerimientos muy específicos", apuntó.

El segundo proyecto, que fue diseñado por el estudiante de la carrera de Ingeniería en Tecnologías de Automatización de la Uteq, Ángel Pérez Olvera, es un vibrador que mediante frecuencias eléctricas ayuda a los procesos de rehabilitación facial de los pacientes con traumatismos o paladar hendido, también llamado labio leporino, en el área de terapia del lenguaje del CRIQ.

Este dispositivo, puntualizó, sirve para transmitir vibraciones de 100 a mil hertz de frecuencia a través de dos puntas principales para que se transfieran de forma uniforme y se expandan en los músculos afectados, lo que ha ayudado a la rehabilitación facial y la recuperación del movimiento, evitando el crecimiento de las deformaciones existentes.

"Esto ya se probó con niños que sufren traumatismo facial; se les pone el vibrador en la parte superior del labio que les da un masaje de cinco a 10 minutos. Al finalizar la terapia nuestros pacientes presentan una disminución considerable en la apertura del labio; este dispositivo evita que la malformación siga avanzando y permite una movilidad mayor del labio, tanto en pacientes con un daño importante como en aquellos que tienen un problema menor", puntualizó.

Pérez Olvera destacó que, si bien ya existen dispositivos —hechos en Estados Unidos— para tratar este tipo de padecimientos, este vibrador es único porque se trata de una tecnología creada para tratar, específicamente, las problemáticas de traumatismo facial y paladar hendido.

"Nos dimos a la tarea de realizar un dispositivo innovador, porque los importados se enfocan en lo que es la fuerza y nuestro dispositivo trabaja la frecuencia. Si el cuerpo se somete a diferentes fuerzas puede realizar algunas reacciones, pero a través de frecuencias la parte de la rehabilitación de los músculos es mayor. También hay que agregar que nuestro dispositivo, además de ser mucho más barato que el importado de Estados Unidos, tiene 11 niveles de frecuencia —de 100 a mil hertz—, por lo que puede ser utilizado en pacientes con grados diferentes de afectación", resaltó.

El estudiante de la carrera de Ingeniería en Tecnologías de Automatización informó que, por la efectividad que ha demostrado este dispositivo, se ha solicitado el apoyo de la Uteq para realizar el proceso para la adquisición de la patente, además de resaltar la experiencia de haber colaborado en las actividades de rehabilitación que desarrolla el CRIQ.

"Fue una gran experiencia, si bien se requirieron varios meses de trabajo para poder desarrollar estos dispositivos, la satisfacción que uno se lleva al ver que lo que se fabricó puede ser utilizado por alguien, o que realmente le puede mejorar la calidad de vida no tiene precio; lo importante es saber, como universitarios, que podemos aportar innovación y promover un cambio en la sociedad", finalizó.

 

 

Fuente: http://www.imprimalia3d.com

 

 

 

Búsqueda personalizada

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Búsqueda personalizada

Volver