Si como adolescente se lleva una dieta saludable, como adulto se aumenta menos de peso

Los adolescentes que comen bien podrían ganar menos peso más adelante, según unos investigadores.

Animar más a los jóvenes a comer frutas y verduras variadas, además de proteínas magras y granos integrales, al tiempo que se limita el azúcar, la carne roja y los alimentos procesados, podría tener un efecto positivo a largo plazo en las tasas de obesidad, hallaron los investigadores.

Los investigadores de la Universidad de Minnesota examinaron la dieta y el peso de más de 2,500 adolescentes, a partir de los 15 años de edad, a lo largo de una década.

"Las personas con una dieta más sana a los 15 años aumentaron menos de peso en los siguientes 5 y 10 años", señaló en un comunicado de prensa de la universidad el autor principal, David Jacobs. Jacobs es profesor de epidemiología y salud comunitaria.

Un estudio separado de estudiantes de escuela intermedia y secundaria mostró unos resultados parecidos. Descubrió que los que comían de forma saludable no eran más delgados cuando tenían 15 años, pero sí lo eran a los 20 y 25 años de edad.

Y eso fue cierto independientemente de su ingesta de alimentos, de su actividad física y los hábitos de tabaquismo, según el informe publicado recientemente en la revista The Journal of Pediatrics.

"Las preferencias y actitudes con respecto a la comida podrían estar establecidas ya a los 15 años de edad", dijo Jacobs. "Las elecciones que hacen los adolescentes durante esa etapa establecen un patrón de dieta de por vida, lo que podría influir en el aumento de peso a lo largo del tiempo".

Los autores del estudio sugirieron que los padres y los profesionales de atención de la salud ayuden a los jóvenes a desarrollar hábitos de alimentación saludables y a reconocer que los gustos pueden cambiar.

Búsqueda personalizada

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Búsqueda personalizada

Volver