Muchos perros prefieren los elogios de sus dueños a la comida, informan unos investigadores.

"Intentamos comprender la base del vínculo entre el perro y el humano, y si se trata sobre todo de la comida, o sobre la relación en sí", señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de Emory Gregory Berns, neurocientífico de la universidad, en Atlanta.

En un estudio reciente, se sometieron a 15 perros a imágenes cerebrales para evaluar sus reacciones a distintos experimentos conductuales.

"Entre los 13 perros que completaron el estudio, encontramos que la mayoría o bien preferían los elogios de sus dueños a la comida, o bien ambas cosas parecían gustarle por igual. Solo dos perros eran de verdad unos glotones que mostraron una fuerte preferencia por la comida", contó.

Berns fue el autor principal del estudio, que aparece en una edición reciente de la revista Social, Cognitive and Affective Neuroscience. Berns es director del Proyecto del Perro de la universidad, que está investigando la evolución de los perros.

Investigaciones anteriores del proyecto mostraron que los perros responden más fuertemente a los olores de las personas familiares que a los de otras personas o de perros familiares.

El enfoque actual del equipo es investigar la capacidad de los perros de procesar y comprender el lenguaje humano.

"Los perros son híper sociales con los humanos, y su integración en la ecología humana hace que los perros sean un modelo único para estudiar la vinculación social entre las especies", explicó Berns.

Artículo por HealthDay

Búsqueda personalizada

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Búsqueda personalizada

Volver