Restauración de cadáveres mediante impresión 3D

 

La víctima mortal de un accidente cuyo rostro o cabeza haya quedado desfigurado podrá recuperar el aspecto de antes para el funeral gracias a la tecnología de impresión en 3D, incluso si la piel y el cabello quedaron gravemente dañados, informa la publicación oficial china El Pueblo en Línea.

La funeraria Longhua, de Shanghai, presume de ser la primera en el mundo en utilizar la tecnología 3D para esta aplicación.

Una esteticista profesional que utiliza métodos convencionales con arcilla y cera puede tardar una semana en reparar una cara que quedó dañada en un accidente, como por ejemplo en un incendio, explosión o un accidente de coche.

"Con la impresión 3D, se tarda de cinco a diez horas en copiar una cara entera, incluyendo el pelo y el bigote", dijo Liu Fengming, un ingeniero especialista.

"Esto evita a nuestros esteticistas de hacer trabajo manual adicional, y el resultado final muestra un gran parecido con la persona antes del accidente, al menos en un 95%".

La promoción de esta tecnología, que podría mejorar significativamente la eficiencia de los servicios funerarios, fue incluida en un plan de trabajo de cinco años de la Oficina de Asuntos Civiles de Shanghai.

Liu dijo que el primer paso en el proceso es escanear una fotografía de la persona antes de morir y a continuación, utilizar un software especial para construir un modelo 3D de la cara y la cabeza. Para eso se necesitan aproximadamente 10 minutos.

Restauración de cadáveres mediante impresión 3D

"El software ha sido importado desde Estados Unidos, por lo que la estructura ósea normal en el sistema corresponde a la de personas de origen caucásico, que suelen tener la nariz más grande y la cara más pequeña, por lo que antes de la impresión tenemos que hacer ajustes, incluyendo toques de personalización como marcas de nacimiento o cicatrices", dijo Liu.

"Estamos creando actualmente una base de datos de rostros chinos estándares basados en una colección de 83.000 muestras. Esto ayudará a aumentar la velocidad de la creación de modelos", dijo Xu Renxiang, presidente de Shanghai Xuanlin Information Technology Co, socio tecnológico del estudio.

Liu dijo que el estudio puede modelar la totalidad o parte de la cabeza del difunto con impresión en 3D, pero los técnicos tratan de mantener la mayor cantidad posible de huesos originales y tejidos del cuerpo.

"La familia del fallecido nunca estará de acuerdo si usamos una cabeza totalmente impresa para reemplazar la del fallecido", dijo Liu, que añadió: "Así que mientras hay una parte de la cabeza original podemos utilizar las partes impresas para rellenar y asegurar que el difunto pase a mejor vida con la mejor apariencia facial posible".

Dijo que el material es un tipo de polvo combustible. Cuesta alrededor de 5.000 yuanes (774 dólares) producir un modelo de la cara.

El estudio espera ampliar el servicio 3D a más personas.

 

Búsqueda personalizada

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Búsqueda personalizada

Volver